Óvalos faciales bien perfilados y armónicos listos para la próxima selfie casi en todos los casos han pasado por la técnica de la bichectomía. Una intervención plástica que gana fanáticas influenciado por el uso entre cientos de celebrities que apuestan por estilizar de forma angulosa la parte más prominente de los pómulos. La palabra de los especialistas.

Sin duda, las mejillas son de esas áreas del cuerpo que resultan muy dificultosas de adelgazar naturalmente. Por eso, y cuando con el maquillaje y sus efectos ya no alcanzan para disimular lo deseado, se trata de una apuesta segura entre mujeres que no se encuentran conformes con el aspecto redondo de sus caras, y que, de esta manera encuentran el mejor camino para quitar en forma definitiva la acumulación grasa de la zona, ganando confianza.

¿De qué se trata este procedimiento?

Consultamos al equipo médico de CEQ del Plata, experto en bichectomía, que nos cuenta que se trata de una técnica incisiva dentro de la cavidad oral que no deja marcas, y que pretende alargar y afinar los rasgos femeninos destacando pómulos y mandíbula, eliminando las bolsas adiposas de bichat que varían en tamaño según genética, y que se empezó a implementar hace apenas un par de años y rápidamente, impulsada por el favoritismo de muchas famosas como Victoria Beckham, Angelina Jolie o Megan Fox, también uno que otro hombre, como el actor de Crepúsculo, se impuso. El resultado es una cara más angulosa y delgada, sin agregados de ningún tipo al óvalo, que alrededor de los 30 días es totalmente efectiva.

Hoy, es una de las cirugías estéticas poco invasivas y de mínimo riesgo más demandadas por año entre pacientes de 22 y 38 años, triplicando cualquier otra, con un periodo de recuperación increíblemente rápido y sencillo. Un desafío también, porque supone hacerle frente a una realidad: las personas se comparan y buscan reflejarse en íconos y esa búsqueda de perfección, más entre jóvenes, lleva a los profesionales a necesitar equilibrar entre realidad y perfección, para llegar a un resultado efectivo, seguro y posible que no siempre tiene que ver con lo que se observa en una revista.

Idealmente, se aconseja en aquellas pacientes que, aun llevando una rutina saludable de alimentación y ejercicio, y habiendo recurrido a otros métodos estéticos ambulantes antiflacidez no logran adelgazar la zona del rostro y esto las acompleja. Entonces, no tiene que ver con pesar demás sino con un tema genético que impide un equilibrio entre cuerpo y rostro.

Una intervención que, aclaran, ver más, no afecta en absoluto el normal accionar de los músculos alrededor, claves en la masticación y succión de los alimentos. Es decir, no cumplen ninguna función esencial en el rostro, y por esa razón pueden ser quitados.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *