La piel no solo es una de las primeras cosas que una persona puede ver en otra, también es el órgano más grande del cuerpo. Su principal función es proteger al cuerpo de los múltiples factores externos que pueden alterarlo, como las bacterias o el calor, entre otros. Sin embargo, como los otros órganos de nuestro tiempo, requiere de atención y cuidado permanente. Especialistas en la piel suelen explicar que la mejor manera de cuidar la piel para que luzca sana es contando con una rutina completa de hidratación. De esa manera, es mucho más sencillo evitar problemas de sequedad, descamaciones o enfermedades como la piel atópica o la dermatitis. Otro de los problemas que suele tenerse es que, con el paso del tiempo, la piel deja de producir la misma cantidad de lípidos y no retiene tanta agua en el interior de las células

Una de las formas que los dermatólogos suelen recomendar para poder mantener la piel más saludable y lozana es mediante el uso de cremas corporales. Se trata de un producto que está compuesto de lípidos, agua y otros ingredientes que pueden ayudar a recuperar el estado natural de la piel, incluso dejarla mejor que antes. Sin embargo, no todas estas cremas son igual de efectivas en todos los tipos de piel. Algunas incluso pueden generar la reacción opuesta a la deseada. La mejor manera de entender cuál de todos los tipos de cremas disponibles (las cuales se pueden ver más acá) es consultar con un especialista en dermatología.

A simple vista, las cremas hidratantes y humectantes parecen ser lo mismo. Sin embargo, existen diferencias entre ambos tipos:

Diferencias entre cremas nutritivas e hidratantes

A primera vista las cremas nutritivas e hidratantes pueden parecer iguales, pero cuidado porque deben ser aplicadas de forma correcta y conociendo las diferencias y funciones de cada una de ellas.

  • Nutritivas:

Las cremas nutritivas son aquellas que pueden aportar lípidos a la piel. Este compuesto es lo que suele conocerse como grasas (aunque no es esa su definición exacta) y sirven como una reserva energética de la misma piel. En general, se recomienda que se aplique de noche antes de que la persona se vaya a dormir.

  • Hidratantes:

Como lo indica su nombre, las cremas hidratantes sirven para que la piel pueda recuperar los niveles de agua, ayudando a que deje de estar seca e incluso se limpie mejor. También sirve de protección para algunas de las agresiones que suelen encontrarse en el exterior, como el sol, el viento y el frío.

Las cremas nutritivas e hidratantes pueden conseguirse en la mayoría de las farmacias con sección de perfumería del país. Sin embargo, algunas de ellas deben ser preparadas a pedido de un dermatólogo. En esos casos, se debe acudir a una farmacia que pueda producirla, como puede ser Farmacia Morteo. Elegir una farmacia con experiencia puede ser vital a la hora de hacer el pedido de una receta magistral, ya que debe hacerse con las medidas e ingredientes justos para conseguir el efecto deseado.     

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *