Quienes tienen una cortina o toldo en su hogar saben lo importante que es contar con un buen sistema de enrollado. Después de todo, se trata de el mecanismos por el cuál van a poder guardar y no tener desplegada la tela, sea cual sea su función. Sin embargo, últimamente existe una alternativa interesante a la hora de elegir este sistema: el automatizado.

La posibilidad de poner un motor para poder enrollar una cortina o toldo es una forma interesante de cambiar la manera en la cual se guardan estas protecciones. Sin embargo, no todos estos motores son similares, y es importante poder contar con el indicado, dependiendo de la función que se le va a dar. Es por eso que hicimos una breve lista sobre cómo darse cuenta cuál es el motor ideal para el uso que se le va a dar.

¿Cuál es el enrollable que se desea automatizar?

Así como poner un motor de auto a una máquina para cortar el pasto es un exceso, se entiende que un motor potencia para automatizar un enrollable puede significar un costo extra por algo que no vale la pena (además de la posibilidad de generar un gasto energético mayor y ruidos extra). En el mercado se pueden encontrar motores especialmente diseñados para persianas (tanto para casas como para locales comerciales), para cortinas o estores, para telas de proyección y para toldos (de los cuáles se puede ver más info en el link).

¿Cuál es el sistema que se va a utilizar para automatizar?

Si bien parecen similares, existen dos tipos de sistema para activar el motor del enrollable: Mediante interruptor de pared o control remoto.

  • Interruptor
    Este sistema se instala cerca del enrollable que se desea automatizar y consiste en un interruptor con el cual se activa o se apaga el motor. Este es un sistema mucho más barato pero requiere que la persona tenga que estar al lado de la cortina, toldo o persiana para poder activarlo.
  •  Control remoto
    No hace falta explicar que la mayor ventaja de el sistema de control remoto es que da la posibilidad de poder activar el mecanismo sin tener que levantarse de un asiento o moverse del lugar. De hecho, existen sistemas que pueden ser integrados a un control inteligente, con el cual se pueden manejar diferentes aspectos de la casa desde un dispositivo. Sin embargo, estos son sistemas que son mucho más caros, lo cual puede hacer que sea un gasto más elevado que el presupuesto que se cuente.

¿Cuál es el peso del enrollable que se va a automatizar?

Otro aspecto importante es saber cuál es el peso que tiene la cortina que se va a automatizar. En definitiva, tener un motor de menor capacidad en un enrollable pesado puede significar que este no vaya a funcionar de manera correcta. En lugares especializados, como Leloy suelen explicarle a sus clientes la diferencia entre estos pesos, de manera que puedan escoger el motor indicado. Un cálculo sencillo para la potencia suele ser:

  • Cortinas
    • De hasta 28 Kg necesitan un motor de al menos 15 Nm
    • De hasta 58 Kg necesitan un motor de al menos 30 Nm
    • De hasta 95 Kg necesitan un motor de al menos 50 Nm
  • Toldos
    • Si miden 150 x 160 cm, necesitan un motor de al menos 30 Nm
    • En medidas superiores, necesitan un motor de al menos 50 Nm

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *