Aunque la limpieza de los lugares públicos y con alto tránsito de personas siempre debió ser llevada a cabo con sumo cuidado y dedicación, la pandemia que atraviesa el mundo actualmente convierte a la desinfección en un asunto crucial.

Ya no basta con limpiar cuando solamente cuando se termina el turno y de manera superficial. La presencia del Covid-19 y su alta probabilidad de propagación y contagio hacen que los empleados del sector de higiene deban desarrollar acciones adicionales.

Si bien las empresas dedicadas a la limpieza y desinfección como Smart Kleaning cuentan con profesionales idóneos que saben cómo dejar reluciente cada superficie, es recomendable que conozcas el protocolo de higienización que establece el Gobierno para paliar el avance del Coronavirus en el transporte público.

  • Desinfección y limpieza de las superficies

Al iniciar y finalizar cada turno, cada unidad de transporte debe ser sometida a una limpieza húmeda, evitando el barrido en seco. Para llevarla a cabo se preparar en un balde una mezcla de agua y detergente de uso doméstico.

Se sumerge un trapo en la solución y, tras escurrirlo, se limpian todas las zonas como pisos, pasamanos, agarraderas, timbre y asientos.

Caso se perciba que aún queda suciedad, se puede repetir la operación. Luego se enjuaga con agua almacenada en otro balde, usando un paño limpio.

Una vez concluida la limpieza se da paso a la desinfección, para eliminar microorganismos, bacterias y virus. Se debe colocar 2 cucharadas de lavandina en 1 litro de agua y sumergir un paño limpio.

A continuación, se pasa el paño por todas las superficies y se dejan secar. Tanto las unidades de colectivos como los coches de tren o subte deben permanecer con las ventanillas abiertas para favorecer el secado y la ventilación.

Es fundamental que el personal de limpieza y desinfección cuente con los equipos de protección adecuados para que puedan llevar a cabo su labor sin correr riesgos.

Antes de salir, cada unidad debe ser desinfectada nuevamente mediante un pulverizador que rocíe una solución de agua con alcohol, amoníaco o lavandina.

  • Medidas de seguridad

Además de llevar a cabo una limpieza adecuada, los choferes de los colectivos deben estar aislados de los pasajeros por un plástico o mampara transparentes, quedando a por lo menos un metro y medio de separación.

Asimismo, los usuarios no pueden ingresar por la puerta delantera, dado que será de uso exclusivo del chofer. Deben entrar por los accesos posteriores y no está permitido que se sienten en los primeros asientos.

Por otro lado, las empresas deben proveer a cada conductor y personal de alcohol, alcohol en gel y lavandina para usar en sus recorridos, así como también están obligados a brindar toallitas desinfectantes y jabón antibacterial en estaciones y terminales.

Además, deben proveer a sus empleados de barbijos, tapabocas, guantes y cualquier material sanitario que necesiten para trabajar protegidos.

Si querés acceder a información adicional sobre el protocolo de seguridad en el transporte público, en los portales del Gobierno Nacional podrás leer más sobre las medidas adoptadas por la pandemia.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *