El deporte es una de las pocas cosas que despierta pasión en todo el planeta. Fútbol, básquet y automovilismo son algunas de las disciplinas que hacen que personas de diferentes países prendan el televisor o se acerquen al estadio correspondiente para poder ser partícipes de la experiencia. Las ligas deportivas son algunos de los negocios que más dinero recaudan, y algunos de los jugadores más destacados de ellas ganan millones de dólares por año para poder entretener a las masas e intentar sumar una copa más al palmarés de su club.

Pero así como las personas ansían conocer las novedades del club de sus amores, otros están calculando cuáles son las posibilidades de que ganen el próximo partido y, si son aún más osados, por cuanto. Es muy probable que algunos lo hagan por el simple hecho de divertimento, otros para practicar métodos de probabilidad, pero la mayoría lo hace para saber si es seguro hacer una apuesta sobre ese partido.

Desde hace algunos años, las empresas de apuestas deportivas han estado copando el panorama mundial. El simple hecho de que una persona pueda hacer algo de plata por el sólo hecho de adivinar quien va a ganar un evento deportivo es casi tan emocionante como las probabilidades de que una persona pueda ganar alguna de las Loterias Mundiales. Sin embargo, en estos casos es mucho más sencillo de ganar porque la mayoría de las apuestas son bajas.

A diferencia de una quiniela, donde se estiba acertar una combinación de 5 o 6 números, en las apuestas se manejan resultados que pueden ser obvios a priori. Sin embargo, la magia de los deportes hace que a veces el equipo del cual nada se espera termine haciendo una actuación brillante, permitiendo a alguien ganar mucho más dinero que si se volcaba por la apuesta más segura.        

Estas empresas no hacen otra cosa que imitar el modelo del ProDe, que tomaba los partidos del torneo de primera división y permitía que una persona elija si los encuentros terminaban en victoria, derrota o empate. La diferencia es que los partidos de la Liga Española, Inglesa o Italiana pueden ser incluso mucho más impredecible, permitiendo que cientas de personas hagan de una apuesta arriesgada más plata de la que se imaginaban.

Si bien el mundo de las apuestas había sido bastante oscuro, muchos países en el mundo han decidido legalizar este tipo de juego, permitiendo a personas hacer una jugada no muy diferente a la de alguna lotería (como se puede leer más en ese link). La diferencia entre este tipo de apuestas y las que se hacían de manera clandestina es que, en estos casos, el pago es seguro y nadie está jugando con personas de mala monta.

Si bien hay quienes están en contra de este tipo de juegos, la verdad es que las apuestas son una manera más de hacer dinero mediante un juego de azar. Es verdad que puede llegar a traer problemas para quienes tengan tendencias ludópatas, por lo cual siempre se debe jugar con precaución.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *